Javier Muro, escultura.

Javier-Muro-21

.

Javier Muro Sanz de Galdeano es uno de los valores más solidos entre los escultores navarros. Nacido en Pamplona en 1968, pronto se sintió llamado por el arte. Su evolución dentro del mundo de la escultura ha sido bastante rápida, ya que en 1989, con apenas veinte años, obtuvo el Primer Premio de Escultura «Pamplona Jóvenes Artistas» y en 1991 recibiría una beca de creación en Artes Plásticas, otorgada por la Institución Príncipe de Viana del Gobierno de Navarra.

Javier Muro (18)
_MG_1754
Javier Muro (19)
Javier Muro (3)

.

En la década de los noventa, además de participar en importantes certámenes, consiguió diversos premios, entre los que caben destacar el Concurso Nacional de Escultura de Burgos de 1993, la XI Bienal Internacional del Deporte en las Bellas Artes de Madrid 1995, el premio de escultura del concurso Bilaketa de Aoiz en 1997, el segundo premio del XXIII Certamen Nacional de Escultura Caja Madrid de 1999, y el premio Caja España del año 2003. Este último galardón lo obtuvo con una obra titulada Estado de conservación, pieza de gran carga conceptual, en la que el autor reflexionaba, de manera metafórica e irónica, sobre las cuestiones de la vida. Aparte de este galardón, en el año 1999, Javier Muro resultó ganador del II Premio Navarra de Escultura con la obra titulada Dos soledades, ejecutada en aluminio fundido y chapa. La composición de esta obra consta de una botella que se abre creando dos partes individuales, metáfora de las relaciones entre las personas. Como consecuencia directa del premio, el Gobierno de Navarra organizó una exposición en las salas del Museo de Navarra entre septiembre y octubre del año 2000 con obras basadas en objetos cotidianos. En el año 1995 expuso en el Museo Gustavo de Maeztu de Estella, en 1999 en la Ciudadela de Pamplona, en 2006 expone en la galería Mikel Armendia y obtiene, además, el primer premio de la Bienal de Arte Moderno de Tarragona, en octubre de 2007 lo hace en la galería Tribeca de Madrid, en 2009 es en el Museo de Arte Moderno de Tarragona y en el Castillo de Olite en Navarra y en 2012 realiza su más importante exposición hasta el momento en el Centro de Arte Contemporáneo de Huarte bajo el título “Nos mudamos”..

.

La escultura de Javier Muro tiene un claro interés por el diseño y por las orientaciones poéticas. Es un artista que sabe moverse magníficamente entre la figuración y la abstracción. Gusta mucho de utilizar en su estética objetos cotidianos, logrando obras muy en línea con el arte actual, esculturas interrogativas, conceptuales, con carga metafórica y simbólica.

Javier Muro (2)

El arte en sus manos es como una sucesión de objetos disfrazados. Eso es lo que hace Muro en estas piezas de su última etapa, cambiar el significado de los objetos. Es verdad que la idea de reciclar o usar lo que le rodea al artista no es nueva, pero la forma en que Javier Muro lo hace sí que lo es porque, como han dicho algunos críticos sobre su obra, él vive el arte como fusión integral entre la estética y la cotidianiedad. No hay lo uno sin lo otro. Es un escultor objeto. (Alicia Ezker)

Javier Muro transforma el espacio de exposición y sus mecanismos y convenciones de exhibición; amplía la dimensión y proyección del objeto escultórico, posibilitando su conversión en instalación, y postula un modo más participativo y crítico de contemplar, leer e interpretar la obra de arte. (José Marín Medina)