Salón del mueble Milan 2019, del 17 al 22 de abril.

.

Aaah,  l’Italia… Para todo apasionado del diseño, del interiorismo, del mueble y de la decoración, la Feria del Mueble de Milán, o lo que es lo mismo, “il Salone Internazionale del Mobile di Milano“, que este año abre sus puertas del 17 al 22 de abril, es como la Meca para los musulmanes: un lugar de peregrinaje al que hay que ir al menos una vez en la vida…

Asistir a la feria de Milán, una de las más grandes que se pueden visitar, es algo que no se puede describir. Ya en los trenes de metro que te llevan a la entrada lo vas notando: regueros y regueros de gente en la misma dirección, arrastrando carritos vacíos que llenarán con los múltiples catálogos con los que las marcas te obsequian a cada paso. Regueros de gente esperando la apertura de puertas como si de un concierto del artista del momento se tratara. Regueros de gente en las taquillas, en los pasillos, en los estands… Diseñadores, interioristas, arquitectos, decoradores, profesionales del mundo del mueble, de la cocina, del baño, de la iluminación… El mundo mundial concentrado en Milán durante cuatro días para conocer las novedades del sector.

El Salón Internacional del Mueble de Milán, comenzó su andadura en 1961 gracias a la intuición de un pequeño número de mueblistas que querían promover las exportaciones italianas de muebles.

Pronto se convirtió en el evento del ramo más esperado a nivel internacional y en una certera herramienta de marketing.

Al Salón Internacional del Mueble, que se celebra en abril anualmente, se adhieren la bienal de Euroluz y de Mueble de Oficina (años impares), Eurocucina y el Salón Internacional del Baño (años pares) y, cada año, el Salón Internacional del Complemento de Hogar y del Salón Satélite.

Todos estos eventos juntos ocupan una superficie expositiva de casi 230 000 metros cuadrados en el interior de la feria, donde se presenta la producción de cerca de 2500 empresas, entre las que se encuentran las más dinámicas y creativas del mercado internacional, así como los 700 jóvenes diseñadores del Salón Satélite.